Corona Cerveza Quotes

We've searched our database for all the quotes and captions related to Corona Cerveza. Here they are! All 1 of them:

“
La gran divergencia entre los problemas del teorizante y los del pol√≠tico es uno de los motivos por los que casi nunca se encuentra una uni√≥n entre los dos, en una misma persona. Esto se aplica sobre todo al llamado pol√≠tico de "√©xito", de peque√Īo porte, cuya actividad de facto no es nada m√°s que el "arte de lo posible", como modestamente Bismarck denominaba a la pol√≠tica. Cuanto m√°s libre se mantiene el pol√≠tico de grandes ideas, tanto m√°s f√°ciles, comunes, r√°pidos y tambi√©n visibles ser√°n sus √©xitos. Aunque es verdad tambi√©n que √©stos est√°n destinados al olvido de los hombres y, a veces, no llegan ni a sobrevivir a la muerte de sus creadores. La obra de tales pol√≠ticos es, de modo general, sin valor alguno para la posteridad, pues su √©xito eventual reposa en el alejamiento de todos los problemas e ideas grandiosas que como tales hubieran sido de gran importancia para las generaciones venideras. La realizaci√≥n de ideas destinadas a tener influencia sobre el futuro es poco lucrativa y s√≠ muy raramente comprendida por la gran masa, a la que interesan m√°s las reducciones de precio en la cerveza y en la leche que los grandes planes de futuro, de realizaci√≥n tard√≠a y cuyo beneficio, al final, s√≥lo ser√° usufructuado por la posteridad. Es as√≠ como, por una cierta vanidad, la que est√° siempre asociada a la pol√≠tica, la mayor√≠a de los pol√≠ticos se apartan de los proyectos realmente dif√≠ciles, para no perder la simpat√≠a de la gran masa. El √©xito y la importancia de ese pol√≠tico residen exclusivamente en el presente, y son inexistentes para la posteridad. Esos microc√©falos poco se enfadan por eso; ellos se contentan con poco. Diferentes son las condiciones del teorizante. Su importancia casi siempre est√° en el futuro, por eso no es raro que se le considere lun√°tico. Si el arte del pol√≠tico era considerado el arte de lo posible, se puede decir del idealista que √©l pertenece a aquellos que s√≥lo agradan a los dioses cuando exigen o quieren lo imposible. √Čl tendr√° casi siempre que renunciar al reconocimiento del presente; adquiere, por ello, en el caso de que sus ideas sean inmortales, la gloria de la posteridad. En per√≠odos raros de la historia de la Humanidad puede acontecer que el pol√≠tico y el idealista se re√ļnan en la misma persona. Cuanto m√°s √≠ntima fuese esa uni√≥n, tanto mayores ser√°n las resistencias opuestas a la acci√≥n del pol√≠tico. √Čl no trabaja ya m√°s para las necesidades al alcance del primer burgu√©s, y s√≠ por los ideales que s√≥lo pocos comprenden. Es por eso que su vida es blanco del amor y del odio. La protesta del presente, que no comprende al hombre, lucha con el reconocimiento de la posteridad por la cual √©l trabaja. Cuanto mayores fueran las obras de un hombre para el futuro, tanto menos ser√°n √©stas comprendidas por el presente; cuanto m√°s dura sea la lucha, tanto m√°s raro el √©xito. Si en a√Īos nada le sonr√≠e, es posible que en sus √ļltimos d√≠as le circunde un tenue halo de gloria venidera. Es cierto que esos grandes hombres son los corredores del marat√≥n de la Historia. La corona de laurel del presente se pone m√°s com√ļnmente en las sienes del h√©roe moribundo. Entre √©stos se encuentran los grandes luchadores que, incomprendidos por el presente, est√°n decididos a luchar por sus ideas y sus ideales. Son √©stos los que, tarde o temprano, tocar√°n el coraz√≥n del pueblo. Hasta parece que cada uno siente el deber de, en el presente, redimir el pecado cometido en el pasado. Su vida y acci√≥n est√°n acompa√Īadas de cerca por la admiraci√≥n conmovedoramente grata, lo que consigue, sobre todo en los d√≠as de tristeza, levantar corazones destrozados y almas desesperadas. Pertenecen a esta clase no s√≥lo los grandes estadistas, sino tambi√©n los grandes reformadores.
‚ÄĚ
‚ÄĚ
Adolf Hitler (Mi Lucha)