Desamor Quotes

We've searched our database for all the quotes and captions related to Desamor. Here they are! All 193 of them:

Para olvidar a alguien hay que volverse extremadamente metódico. El desamor es una especie de enfermedad que solamente puede combatirse con rutina.
Verónica Gerber Bicecci
El desamor es tópico, ridículo, monumentalmente exagerado. Pero duele
Rosa Montero (La ridícula idea de no volver a verte)
Os dias eram iguais, iguais os silêncios e as pessoas - o hábito, um certo desamor por si próprios, soterrara-os na indiferença.
Fernando Namora
He aprendido a seguir sola, con la espada en alto para estar en la batalla y no darme por vencida, ni aun vencida, como lo estoy ahora.
Dulce María
Pues tu teoría se queda incompleta sin mí.
Pola Oloixarac (Las teorías salvajes)
Mi madre fue la primera en convertirse en una casa encantada. Dentro de ella había amores muertos que aún la habitaban, y ya no sabía cómo dejarlos marchar. A veces ni siquiera quería que se fueran. No era un amor real, pero era bonito. Era cálido.
Beatriz Esteban (Las voces del lago)
No me acuerdo en qué momento, pero en uno pasado, era el amor de mi vida, el viejo de mi vejez, el papá de los hijos que no tengo. Era el agua de mi propio aliento y la memoria que tiene mi piel.
Catalina Aguilar Mastretta (Todos los días son nuestros)
Una mujer es la historia de sus actos y pensamientos, de sus células y neuronas, de sus heridas y entusiasmos, de sus amores y desamores. Una mujer es inevitablemente la historia de su vientre, de las semillas que en él fecundaron, o no lo hicieron, o dejaron de hacerlo, y del momento aquél, el único en que se es diosa. Una mujer es la historia de lo pequeño, lo trivial, lo cotidiano, la suma de lo callado. Una mujer es siempre la historia de muchos hombres. Una mujer es la historia de su pueblo y de su raza. Y es la historia de sus raíces y de su origen, de cada mujer que fue alimentada por la anterior, para que ella naciera: una mujer es la historia de su sangre. Pero también es la historia de una conciencia y de sus luchas interiores. También una mujer es la historia de su utopía.
Marcela Serrano (Antigua vida mía)
Las lágrimas no son simples gotas de agua... Vienen del alma, del dolor que siente tu alma y tu corazon cuando tu amor se cansa de luchar.
Dulce María
Ahora conozco las penas del amor: unas penas tan extrañas que te quieren matar pero no te matan nunca.
Delphine Bertholon (Nunca olvides que te quiero)
El desapego no es desamor, sino una manera sana de relacionarse, cuyas premisas son: independencia, no posesividad y no adicción.
Walter Riso (Amar o depender)
Cómo era posible que enamorarse de alguien provocase una sensación tan dolorosa y desagradable
Alice Kellen (33 razones para volver a verte (Volver a ti, #1))
-Parecen eternos- dijo tras una hora de contemplar los volcanes en silencio. -Son lo más cercano a la eternidad que conocemos-dijo Prudencia- Ni tus lágrimas van a durar tanto. - Ni mis lágrimas- aceptó Isabel. Había dejado de llorar hacía una hora-. Espero que ningún desamor sea tan largo. Pero mi breve paso por el cielo, ése sí que duró tantísimo. Tengo a estos volcanes de testigos. Ninguna eternidad como la mía
Ángeles Mastretta (Ninguna eternidad como la mía)
Dicen que si tienes un amor lo dejes libre y si regresa es tuyo, pero qué pasa cuando nunca lo fue... Y se llevó algo tuyo, tu corazón, como regresa...
Dulce María
¿Quién serás? ¿Donde estas? Sé que existes en algún lugar del tiempo... Dime si te deje pasar o si aun yo no te encuentro.
Dulce María
Aunque la vida siga, aunque el mundo gire y no se detenga, las huellas que las personas han dejado en ti nunca se irán.
Dulce María
Porque en los momentos mas tristes hay alguien que llora contigo, sufre porque tu sufres, te entiende perfectamente bien cuando te enojas, comprende que en el fondo de tu enojo hay dolor, y no te deja nunca sola. Porque en los momentos mas felices brinca, baila, sonríe y sueña contigo. Y en los momentos mas difíciles, cuando sientes que el mundo esta en tu contra, sabes que ese alguien va a saltar para defenderte y nadie te hará daño. Ese alguien nunca te va a dejar sola, ese alguien te ama, llego contigo y se ira contigo... Ese alguien eres tu.
Dulce María
Sin querer me volví a enamorar de alguien que no esta listo para amar, de un alma volátil que no se sabe entregar...
Dulce María
Un golpe de luz me cegó, o fue mi intuición que falló... Tal vez elegí recorrer el camino más largo, el caso es que fui trás de ti... No supe jugar y perdí.
Dulce María
Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero.
Julio Cortázar (Hopscotch)
Y está triste como una silla abandonada en la mitad del patio azul Los pájaros la rodean Cae una aguja Las hojas resbalan sin tocarla Y está triste en mitad del patio con la mirada baja los pechos alicaídos dos palomas tardas Y un collar sin perro en la mano Como una silla ya vacía.
Cristina Peri Rossi (Poemas De Amor Y Desamor)
Nunca seremos capaces de establecer con seguridad en qué medida nuestras relaciones con los demás son producto de nuestros sentimientos, de nuestro amor, de nuestro desamor, bondad o maldad, y hasta qué punto son el resultado de la relación de fuerzas existente entre ellos y nosotros. La verdadera bondad del hombre sólo puede manifestarse con absoluta limpieza y libertad en relación con quien no representa fuerza alguna. La verdadera prueba de la moralidad de la humanidad, la más honda (situada a tal profundidad que escapa a nuestra percepción), radica en su relación con aquellos que están a su merced: los animales.
Milan Kundera (The Unbearable Lightness of Being)
Grito, pero nadie me escucha. Estoy cansada de luchar. Mi alma esta cansada, esta ahogada en un llanto que no parece ver el final. Tengo tantas ilusiones hechas trizas, tantos sueños enterrados en la arena de mis mejores dias contigo y mis peores pesadillas a tu lado.
Dulce María
Yo ya no sé si tu amor duele más cuando te tengo o cuando no estás.
Dulce María
Sin querer volví a creer, me volví a entregar a una mentira, palabras vacías que sangran el alma cuando no son verdad..
Dulce María
Me confesarás que un amor correspondido tiene mil veces más fuerzas para aferrares al corazón que el que vive de suspiros y sin esperanza -Rafael san Luis
Alberto Blest Gana (Martín Rivas)
...ningún lugar de la vida es más triste que una cama vacía.
Gabriel García Márquez (Chronicle of a Death Foretold)
A veces las cosas no salen como uno quisiera. La gente se enamora todos los días, pero no todos los días se escriben historias de amor.
Nora Cayetano (Toy-Box)
Qué hermosa sería la vida si fuésemos capaces de querer a quien lo merece.
Carlos Ruiz Zafón (El laberinto de los espíritus (El cementerio de los libros olvidados, #4))
Míralos qué monos. Él le hace daño a ella, pero también la quiere amar.
Michel Schneider (Marilyn, dernières séances)
Lo que para ti fueron momentos perdidos o experiencias de vida, para mí fueron instantes en que te perdía; abandonada en brazos de quienes supieron desnudar tu cuerpo, mas no descubrir el tesoro de tu alma.
Carla Angelo (Hasta que la muerte nos una)
Porque el zombie no fue siempre zombie. El zombie se convierte en zombie cuando lo muerde la tragedia: una desaparición, una mudanza repentina, una trompada, un mensaje sin respuesta, un ex novio que regresa, un descubrir que no quiere tener hijos, un descubrir que odia los animales.
Juan Solá (Microalmas)
Nunca seremos capaces de establecer con seguridad en qué medida nuestras relaciones con los demás son producto de nuestros sentimientos, de nuestro amor, de nuestro desamor, bondad o maldad, y hasta qué punto son el resultado de la relación de fuerzas existente entre ellos y nosotros.
Milan Kundera
Fuimos amigos la vida entera, y el momento de llegar a algo más, no recuerdo bien como, se nos pasó (cuando pasa no vuelve,lo explicó ella misma). Hoy nos vemos tarde y nunca, pues no vivimos en el mismo continente.
Adolfo Bioy Casares
Esa grave enfermedad que se llama "amor" dura tres meses, aseguran los científicos. También dicen que se va sin dejar rastro. Yo no estoy de acuerdo. Cuando un huracán de fuerza cinco pasa por tu vida, no deja nada donde estaba.
Care Santos (Mentira)
Tu recuerdo es como un lamento... El no puede hablarme de ti.
Dulce María
Después de exigir mi marcha, ya no posees jurisdicción en lo concerniente a mi salud.
Salman Rushdie (The Satanic Verses)
Las personas más hermosas pueden creer que son deseadas, no que son amadas.
Michel Schneider (Marilyn, dernières séances)
Ojalá que con el mañana consiguiéramos olvidarnos del ayer, que tanto daño nos hizo, que tanto daño me hiciste.
Alejandro Ordóñez Perales
Hay personas que no logras olvidar jamás, no importa el tiempo que pase.
Alejandro Ordóñez Perales
Por querer volar contigo aprendí a caer, y al tocar fondo comprendí que gracias a ti hoy sé lo que no quiero.
Alejandro Ordóñez Perales
Me quiso tanto y fuimos tan del otro como ahora somos del espacio en el que nos olvidamos.
Catalina Aguilar Mastretta (Todos los días son nuestros)
No estaba muy segura de cómo manejar la situación y apartar a un lado el rencor, porque estaba ahí, latente, entre ellos, como hebras que los ataban y alejaban a un mismo tiempo
Alice Kellen
Dicen que el amor es rojo... pero el desamor es Vinotinto. - Ángel J. Rodríguez.
Ángel J. Rodríguez.
Cuando mueres, todo desaparece. Te quedas vacío por dentro. Eso no lo sabía antes de morir. Como llevaba una vida que no me hacía feliz, no me resultó difícil suicidarme
Hiromi Kawakami (Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor)
A veces, cuando estamos muy tristes, nuestros sueños caen al suelo como pedacitos de estrellas que poco a poco se apagan, nuestro corazón llora en silencio para no hacer ruido. Los ojos del corazón ven mas allá de lo que la vista nos permite... Y cuando las lagrimas caen, hiela todo el cuerpo y el corazón de tanto amar se convierte en hielo para no sufrir mas, para ya no llorar... Pero que equivocado esta, al final habrá alguien para encender la llama de tu alma, que derrita el hielo que el dolor formo en tu interior. Y si volteas al cielo, te darás cuenta que quedan millones de estrellas y cada una es un sueño por cumplir. Aunque algunas se apaguen, habrán muchas que apenas empiezan a brillar. Y también te darás cuenta que hay estrellas que brillan, pero su luz no es mas que un eco, un espejismo de lo que algún día fue su verdadera luz, pero ahora ya no existen. Tu decides en que creer, solo no abandones tus sueños porque son la única puerta hacia la eternidad.
Dulce María
Aunque pensar en la oscuridad no es conveniente: las cosas parecen más grandes o más graves en la oscuridad, las enfermedades más destructivas, la presencia del mal más cercana, el desamor más intenso, la soledad más profunda
Juan Gabriel Vásquez (The Sound of Things Falling)
Ni soy romántica ni escribo novelas románticas. Soy positiva y sensible, y escribo novelas de sentimientos, que no es lo mismo. Para mí, la novela puede ser sentimental, no me molesta que me encasillen en la novela rosa, pero es evidente que muchos ignoran que la denominación rosa procede de cuando las tapas de la novela eran de ese color. El amor nunca pasa de moda y aunque mis novelas puedan parecerse entre sí, todas son diferentes. El desamor es lo que más está presente en ellas.
Corín Tellado
El fuego arde en las entrañas de Leonora, nunca ha experimentado algo semejante: -¿Es esto el amor? Max le responde que el amor nace del deseo por alguien y que Nietzsche dijo: -<> -¿Y qué pasa si descubrimos su imperfección? -Viene el desamor.
Elena Poniatowska (Leonora)
Tras cada pareja feliz hay dos personas que lucharon duro para superar todas las dificultades y todas las decepciones. Que encontraron el camino para solventar sus dudas y que pusieron su amor por encima de todo para vencer a la rutina y al desamor.
Ignacio Novo
Sé que creceremos y nos separaremos y seremos adultos y esto se convertirá en un pequeño capítulo de nuestras vidas, olvidado excepto en determinados días, bajo cierta luz; entonces este momento se elevará como un globo aerostático desde un bosque infinito.
Ben Brooks (Lolito)
Me pediste que no te olvidara, que pensara en ti si me faltabas porque solamente tu recuerdo me alegraría el ama... Pero si te imagino sonriendo, al vacio caigo pero lento porque este dolor que llevo dentro no se parece a nada... Ni a tu olor, ni a tus besos ni al amor que me dabas...
Dulce María
La tentación de algo que quería con todas sus fuerzas pero también temía. Eran dos piezas equivocadas, que no encajaban; pero a veces, solo a veces, creía haber llegado a él y estar a punto de alcanzarlo... y después recordaba que era dañino y su instinto de supervivencia salía a relucir.
Alice Kellen (33 razones para volver a verte (Volver a ti, #1))
Prometeo, viendo que al abrir la caja escapaban la desdicha, el desamor y el sufrimiento, se abalanzó rápidamente sobre ella y logró cerrarla, dejando atrapada, al menos una cosa: la esperanza. De donde se deduce que para los griegos, como para mi amigo Alejandro Dolina, la esperanza era un castigo más.
Anonymous
Si siempre fui extranjera en tu corazón me iré de aquí, yo me arreglo con mi dolor.
Dulce María
Quererte fue una estupidez total, un paso mas allá del bien y el mal, una tormenta de dolor, una historia de terror, un sueño rosa que hoy es gris...
Dulce María
Intentaré reconstruir mi paz, quemar tus besos, no mirar atrás.
Dulce María
Tengo que olvidarte con el tiempo, aunque vaya en contra de mi voluntad.
Dulce María
Y no he dejado de fumar y no puedo dormir... En medio de la soledad sigo pensando en ti.
Dulce María
A mi solo me gustaria estar en un lugar donde nunca me tuviera que ir.
Dulce María
Creo que los humanos guardamos muchas cosas importantes en la caja de nuestra alma para que no nos lastimen, para que no nos descubran, para que no nos duela o para no enfrentar.
Dulce María
Algunos creen que pueden entrar y salir de nuestra vida cuando quieran. Y por ello se sorprenden cuando un día encuentran la puerta cerrada.
Ignacio Novo
Que fuimos un tiempo, y luego se fue ella, y me fui yo. Y no volvimos, nunca, a estar en ninguna parte.
Sergio Carrion (En un mundo de grises)
Siempre es bueno saber que puedes vivir sin una persona sin la que pensabas que nunca serías capaz de vivir.
Charles Bukowski (Portions from a Wine-Stained Notebook: Uncollected Stories and Essays, 1944-1990)
Me gustaría que fueras mi primer amor, el único o el último, o de ser posible, que seas los tres
Andrés Ixtepan (Lo que me dicta el corazón)
Cuando una persona se va, es difícil inmediatamente después comprender si se trata de una pérdida o si con el tiempo resultará una ganancia.
Ignacio Novo
Le había costado mucho recuperarse del amor frustrado y temía que si oyera su voz por un instante volvería a naufragar en la misma pasión obstinada de antes.
Isabel Allende (The Japanese Lover)
Me di cuenta mucho antes que tú misma de que ya te había perdido.
Alejandro Ordóñez Perales
Hoy miro atrás, al tiempo que pasamos juntos y no me arrepiento.
Alejandro Ordóñez Perales
Supongo que coincidimos en el momento perfecto: yo buscando amar, y tú tratando de alejar los fantasmas de la soledad.
Alejandro Ordóñez Perales
La gente es libre de irse y de venir a tu vida. Respeta sus deseos como propios. Nada bueno llega de cerrar la puerta a quien desea salir.
Ignacio Novo
Em fa por la foscor. Abans em pensava que de la foscor en podia sortir qualsevol cosa, per això em feia por. Ara em fa por perquè sé que no hi ha res.
Hiromi Kawakami (Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor)
No, no, conmigo no juega nadie, y menos una mujer. ¡Yo soy yo! ¡Mi alma será pequeña pero es mía!
Miguel de Unamuno
¿Por qué insistía? ¿Acaso no se daba cuenta de lo doloroso que resultaba todo aquello para ella? No podía permitirse el lujo de hurgar más en esa herida
Alice Kellen (33 razones para volver a verte (Volver a ti, #1))
Atrapaba. Atrapaba como una pegajosa tela de araña. Y ella no quería ser un insecto nunca más
Alice Kellen (33 razones para volver a verte (Volver a ti, #1))
El ultimo día de amor, mi corazón se hizo añicos dentro de mi cuerpo.
Rupi Kaur (The Sun and Her Flowers)
Todos somos dignos de compasión.
Hiromi Kawakami (Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor)
El problema de los artistas es que están enamorados de la idea de estar enamorado.
Lucinda Riley (The Seven Sisters (The Seven Sisters, #1))
Fue cocaína el primer beso y cloroformo el segundo.
Alexandre Alphonse (Cien sonetos de rencor)
Tantas veces he querido hablar contigo, tantas como veces he fallado en mi intento de no volver a quebrarme en dos y gritar tu nombre al vacío de la soledad a la que me has condenado.
Alejandro Ordóñez Perales
Sé que fui ingenua y me senti colgando mariposas en el cielo, y hoy estoy temblando al ras del suelo. Fui ingenua y te volví mi aire, y hoy la vida es un desierto por amarte a corazón abierto.
Dulce María
Me cansé de adultos inteligentísimos y personas que aconsejan asquerosamente bien. Me cansé que tuvieran razón, de ese tono de voz que les impedía convertirse en los favoritos de nuestra historia. De vivir de consejos y experiencias ajenas . Del desamor de los demás, de las decisiones equivocadas que no me dejaban tomar. ¿Por qué? Mi vida son mis decisiones. Sangrar o correrme. Elijo vivir. Que nadie me quite vivir.
Chris Pueyo (El chico de las estrellas)
Cada pareja funciona de distinta manera, así que la importación de fórmulas y modelos ajenos, aun tomados de la feliz relación de tus padres, serían más bien una especie de contrabando o competencia desleal. A lo sumo te orientarán, pero en general no es buena idea imitar. Ni tú ni tu pareja pueden competir con realidades fantaseadas, no suyas; la materia prima para forjar su relación son Ustedes y entre Ustedes desarrollar modelos propios de convivencia
Mario Guerra (Los claroscuros del amor. Descubre el tono real del amor, el desamor y las relaciones de pareja)
Nuestras manos entrelazadas nos acompañaban en un mundo que pasó a ser maravilloso desde el mismo instante en que entraste en él, y que ahora que no estás se resiente y echa en falta la alegría de esa sonrisa que me enamoró un día.
Alejandro Ordóñez Perales
Odio que estas cosas sean así, tan escabrosas, los ex novios. Lo raro es, de un día para el otro, ya no saber nada de una persona con la que compartías todo y a la que conocías intimamente, compartir todo, de cada día, lo que le pasaba cada día y después, de repente, de un momento a otro, ya nunca más nada y ni siquiera tener derecho a llamarlo o sí, o llamarlo igual, pero todo se vuelve incómodo, hasta lo más básico se vuelve incómodo. Dejar de tener derecho al otro, perderlo por completo, tan así, como si tal cosa. Odio eso, esa muerte artificial, ese ensayo de una muerte: hacerte a la idea de que esa persona desaparece, desapareció, se fue de tu vida y ya no tenés derecho a saber más nada de él. De ella. De la persona. Es absurdo, violento. Si sigue viviendo y anda cerca, o no, querés saber como está, en qué anda, no sé, algo. ¿O no? ¿No sería eso lo lógico? Voy a ver, a lo mejor paso por su casa hoy a la tarde, por la casa de los viejos, a ver qué onda, a ver si toco el timbre, a ver si me entero de algo.
Romina Paula (August)
Por esta floristería pasan hombres y mujeres que necesitan comunicar una emoción o enviar un mensaje para el que no encuentran las palabras: respeto, agradecimiento, admiración, desamor, pérdida, amor, celebración... Unos compran flores para un nacimiento y otros por una muerte. Unos las encargan para restar sobriedad a sus despachos, otros para dar vida a sus casas. Algunos las prefieren vivas, aún prendidas de la tierra, otros muertas o disecadas. En unos casos las prefieren a punto de abrirse para que duren más, a otros en cambio les gustan perecederas como las margaritas que empiezan a deshojarse. De una en una o de cien en cien... a veces las enviamos al camerino del teatro español, otras forman coronas en la iglesia de San Sebastián, las compras madres a sus madres, infieles a sus mujeres, amantes a sus amantes, el Palace para su retretes, las ancianas para sus balcones... Yo tengo la teoría de que a cada persona le corresponde una flor. Y a cada etapa de su vida, también. Hay mujeres que compran flores y otras que no. Eso es todo
Vanessa Montfort (Mujeres que compran flores)
A base de tropezar, espero, aprenderé a caminar de nuevo, y cuanto más camine más me alejaré de ti, hasta llegar a un momento en que tu recuerdo no sea más que una pequeña mota en el horizonte, a punto de fundirse con el amanecer de un sol radiante que me lleve a entornar los ojos en la última mirada que, al fin, te concederé.
Alejandro Ordóñez Perales
Sólo la carne les daba un respiro. Piel contra piel, se amaban. También de vacaciones: cuando se iban solos, cuando se dedicaban a subir montañas, cuando no había nadie ante quien pelearse. Ningún juez y ningún testigo. A Pablo le amarga, le obsesiona, no haber sido capaz de quererla mejor. Quererla a la altura de lo que de verdad la quería.
Rosa Montero (La buena suerte)
Lo siento Neruda, pero no me gusta cuando él calla, cuando está como ausente, y mi voz no lo toca, y mi voz no lo alcanza. Su silencio es tan frío como el par de lágrimas que desesperadas, por mis mejillas resbalan. Puedo escribir los versos más tristes esta noche, pero sería "en vano" porque mi amor no le agrada, porque su voz no me canta y su piel no me llama
Gissi Rodríguez
Porque pensé que eso sería todo, que le ocurriría lo mismo que a mi, que entre todo ese mar de desconocidos siempre terminaría eligiéndome a mi, incluso aunque no le hubiese dado la opción, que volveríamos a vernos tarde o temprano que de algún modo entonces estaríamos en igualdad de condiciones, el problema era que había una distancia infinita entre imaginármela en una cama entre otros brazos y saber que sentía algo por otra persona, una conexión, una relación algo como lo que tuvimos nosotros, lo primero escocia, lo segundo dolía tanto.
Alice Kellen (Todo lo que somos juntos (Deja que ocurra, #2))
¿No son precisamente esos muros invisibles de cosas silenciadas uno de los elementos más habituales de la vida en común? Con los años, las parejas se van llenando de pequeñas desilusiones, de divergencias del proyecto amoroso que creyeron entrever en la primera pasión, de fallos propios y ajenos, rendiciones, aceptación acomodaticia de sus egoísmos y su cobardía. Con los años, el otro o la otra cada vez está más cerca en las rutinas pero más lejos en lo esencial. Hasta llegar a convertirse, en ocasiones, en perfectos extraños. Y los peores son los extraños bien sincronizados, aquellos que entran y salen juntos, que van de vacaciones, que cenan con los amigos y jamás discuten, pero que luego, cuando están los dos solos, ni se miran a los ojos, sideralmente separados por el telón de hierro de todo lo que han dejado de compartir y decirse.
Rosa Montero (La buena suerte)
¿Y? En algún punto estar allí no va a ser suficiente. ¿Cuál es el punto de mantener a alguien en tu vida si les vas a tratar de esa manera?
Chelsea M. Cameron (For Real (Rules of Love, #1))
Ella se negaba a desafiar el cielo y la tierra por él
LaVyrle Spencer (Family Blessings)
De pronto, mientras miraba por la ventanilla, se sintió engañada y enojada. Todo ese tiempo y ese amor invertidos en la vida de otra persona, y ahora él se había ido, y con él gran parte de su futuro
LaVyrle Spencer (Family Blessings)
Tómate un tiempo. Tiempo para estar solo y madurar emocionalmente. Cuando una relación acaba hay que procesar el dolor antes de seguir.
Ignacio Novo
Recuerda: no es amor si te duele. No es amor si te humilla. No es amor si lloras más que ríes. El amor no quema, eso pasa en los infiernos.
Ignacio Novo
Nadie tiene que luchar para imponer su presencia en el corazón de otro. No pierdas el tiempo con los que no te merecen. Cierra y sigue.
Ignacio Novo
Dicen que te has dejado el pelo largo, y que te lo has teñido de otro color. No serás tú. Yo te recuerdo distinta, sin ropa y de noche. Una vez hicimos el amor en la playa. Follamos como conejos que se dejaban domesticar por nuestras bocas. Ha pasado menos de un año, pero ya no me siento como aquel que perdía la consciencia oliendo tu cuello. Me hubiese hecho caníbal de haber sido legal. Sólo te habría comido a ti. No preguntes tantas cosas. Te odio como aquel a quien todo lo que ha querido le ha naufragado. Y me ahogué. En aquella misma playa, supongo. Es el único recuerdo que aún no ha aprendido a discutir. Entonces ahora te has dejado el pelo largo y te lo has teñido de otro color. ¿Tus orgasmos seguirán sonando igual? Tampoco me importa saberlo. Tú y yo ya no somos nosotros. Mis manos no se hablan con tus caderas, aunque a veces griten en sueños. Sucedieron cosas. Fuímos felices y eso no se olvida haciendo turismo sexual por otras camas. Te lo aseguro. Cuando amas –cuando amas de verdad– se te abre una brecha en el pecho y se queda ahí. Lo queramos o no. Podría decirte que lo siento. Que te necesito y que la masturbación no es lo que era. ¿Sabes?, pero es tarde. Subiste al coche y encendiste la radio. "I need my girl" de The National. Esa canción nos duró todo el viaje, y al llegar ya no nos conocíamos. No llovió, pero tú también lo sentiste, una tormenta empezó a desatarte en alguna parte. Quizá en aquella playa. Tal vez. Pero para entonces no podíamos volver allí. Y te quería, y tú a mí, pero aunque ninguno de los dos lo dijo en voz alta, ambos sabíamos que las cosas rotas no saben mantener una relación. Abrimos los ojos. Y la luz nos jodió, porque cuando comentaron aquello de que la verdad nos haría libres, se les olvidó recordarnos que también nos haría daño. Lo entendimos luego. Eso sí que nunca lo olvidarás.
Sergio Carrion (En un mundo de grises)
Intento mantener ocupada mi mente, porque si me quedo callado rescato tu nombre. Nos rescato a nosotros, todo lo nuestro, también lo que no tuvimos, lo que acabamos perdiendo. La poesía es un búnker que me salva de un mundo desolado sin ti. Es cierto, no obstante, que a veces las bombas me estallan dentro y entonces salvarme no es tan fácil. Tomo aire, contengo la respiración un rato, compruebo que sigo vivo, que hay daño pero no el suficiente. Luego vendo mis heridas, me lame la soledad la ausencia, recuerdo que he caído tantas veces como he terminado olvidando. El amor no mata nunca del todo, solo deja moribundas las ganas, te deja una resaca que dura lo que tardes en beber de otra boca. Beber como si tratases de secar de un trago los océanos del planeta. Yo aún soy alcohólico de lo tuyo, eso explica por qué, cuando el mundo gira, tengo la extraña sensación de que lo hace para que nos encontremos. Para que nos choquemos un día, de frente, desnudos, con las manos abiertas y reconociendo que vivir es una guerra si nadie te está buscando.
Sergio Carrion (En un mundo de grises)
Quien eligió perderte no merece reencontrarte. Las decisiones tienen consecuencias, y quien no lo sepa entender es que no sabe vivir.
Ignacio Novo
Si has amado mucho. Si has querido demasiado y bien, no te equivocaste. Quien se equivocó, en todo caso, es quien no supo apreciarlo.
Ignacio Novo
A ellos no les había separado el desamor, sino el destino.
Cristina Campos (Pan de limón con semillas de amapola)
Seis años es demasiado tiempo con alguien a quien amas, es como volver a aprender a vivir de nuevo.
Mónica Gutiérrez Artero (Un hotel en ninguna parte)
Qué sordos nos volvemos cuando el dolor nos golpea fuerte. Dicen que el amor es ciego pero creo que el desamor es muchísimo peor.
Mónica Gutiérrez Artero (Un hotel en ninguna parte)
Desconozco el motivo, pero siempre me han importado sobremanera las historias de amores inconclusos, truncos, fracasados. No sólo los propios, sino también los ajenos. Siempre me han conmovido con su osamenta descomunal de esperanzas dilapidadas, de palabras perdidas, de paraísos negados para toda la vida. Ha de tratarse, supongo, de una innata tendencia a la nostalgia, una suerte de fatal y estúpida simpatía por los tristes y los derrotados. A tal punto son así las cosas que difícilmente una historia de amor merece tal nombre, a mi juicio, si tiene otro desenlace que el dolor, la distancia y el silencio.
Eduardo Sacheri (Te conozco, Mendizábal y otros cuentos)
La terapia vendría después, cuando él intentara saber por qué me había dejado y yo intentase superar la angustia de haber sido abandonado; cuando viniesen todas las preguntas que no nos hicimos en ese momento y los comentarios sesudos, y el intento de racionalizar cada cosa que nos pasó. Y la comprobación asombrosa de que uno es un verdadero ignorante sobre su propia vida y que entonces, cómo pretender entender mínimamente a alguien que no es uno por más cerca que esté. Que vos sos vos, él es él y no hay manera de que él seas vos o viceversa. De que eso de "sos mi vida" es una mentira tan grande como un globo que se infla más allá de lo posible. Y explota. En tu cara.
Osvaldo Bazán (Y un día Nico se fue)
En el fondo, detrás de todo pecado, se decía, detrás de tono desamor, está el odio a nuestras limitaciones, hacia nuestra pobreza, que no es otra cosa que odio hacia nosotros mismos.
Fabio Rosini (L'arte di ricominciare)
Luego me di cuenta de que no se trataba de la ciudad, sino del viaje: a veces uno se siente solo si viaja solo. Paul Theroux, uno de los grandes escritores en el camino, escribió El Tao esencial del viajero compuesto por diez premisas. La primera, obviamente, es: «Deja tu casa». Y ya en segundo lugar aparece: «Ve solo». Para lograrlo, hay que aprender a disfrutar del panorama que crean los propios pensamientos. Durante muchos años creí que ir solo no era lo mío. A veces uno no sabe que está listo hasta que las cosas se imponen, y viajando solo, alejado de mis queridos, de mis objetos y de mi casa, pero también de mi pasado y de mi futuro, me encuentro con algo que se parece demasiado, para bien y para mal, a la esencia de mí mismo. Así descubro que estoy preparado para un trayecto que pocos se animarían a andar y, luego, que el camino me está transformando en un nómade astuto. El despojo absoluto y la pausa extraordinaria del viaje conectan al viajero con todo su deseo: de eso se trata la belleza inmaterial del movimiento. El viaje suele ser una prueba dura, que a veces también contiene una dosis cierta de felicidad. Exige saber estar con uno mismo y convertirse en un ciudadano de un lugar impreciso pero ideal. Quizás por eso haya tantos mochileros que andan compulsivamente y que no quieren volver a casa. En
Javier Sinay (Camino al este: Crónicas de amor y desamor)
Es muy fácil odiar. El odio se alimenta de sí mismo. Su aparición bloquea algo dentro de mí. Podría llorar, odiar o reír, y todo terminaría. Pero, en realidad, las cosas nunca terminan. Siempre siguen. Siguen, quizá, hasta que mueres.
Hiromi Kawakami (Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor)
Yo no quería morir. Pero tampoco amaba tanto la vida como para seguir viviendo, de modo que le respondí que lo acompañaría.
Hiromi Kawakami (Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor)
Al final decidí que, con veterinario o sin él, el concierto me relajaría. La música siempre hace bien, desata los nudos con que los nervios se aferran a las emociones.
Elena Ferrante (Crónicas del desamor)
Yo estaba aturdida, tenía la sensación de que la piel me apretaba demasiado los músculos, los huesos. Esa era la verdadera vida de Carrano. O la falsa, pero a mí me parecía ya más propia de él que la otra.
Elena Ferrante (Crónicas del desamor)
No te amo'. También puede ser una decisión hermosa y elegante si se utiliza a tiempo, de lo contrario, sólo rompe corazones.
Matías Villareal (Parálisis Onírica)
El amor es un combate perdido de antemano
Frédéric Beigbeder (L'amour dure trois ans (Marc Marronnier, #3))
Los que critican el amor son sobre todo aquellos que más lo necesitan.
Frédéric Beigbeder (L'amour dure trois ans (Marc Marronnier, #3))
Quero-te, para que te suicides comigo, de corda ao pescoço, a dez centímetros do chão, para que sintamos a morte ao milímetro, para que percebamos que o desamor nasce de pequenos descuidos.
Gonçalo S. Neves
Seja velório rico, seja pobre, exige-se, porém, constante e necessária, a boa cachacinha; tudo pode faltar, mesmo café, só ela é indispensável; sem seu conforto não há velório que se preze. Velório sem cachaça é desconsideração ao falecido, significa indiferença e desamor.
Jorge Amado (Dona Flor and Her Two Husbands)
El matrimonio es criminal porque mata el misterio.
Frédéric Beigbeder (L'amour dure trois ans (Marc Marronnier, #3))
Aprendí a olvidar lo que un día me prometieron, cuando vi que hasta en el cielo vemos estrellas que ya desaparecieron.
Gus Vazquez
Y como tus besos fueron poemas escritos en mis labios, te confundí por incendio, cuando solo fuiste un simulacro.
Gus Vazquez
Se me secó el llanto pero ya aprendí contigo, no esperar nada de nadie también es optimismo.
Gus Vazquez
Los sauces son el símbolo de la amargura y del desamor. Y cada una de estas casas tiene uno de esos árboles. Una amargura que callar, un desamor que llorar… ¿O es que quizá solo los han heredado…?”.
Malenka Ramos (El que susurra)
Agradece a quien se aleja de tu vida. Sí, hazme caso, agradece porque te está haciendo el favor inmenso de permitirte encontrar a alguien más que sí te amará de verdad y de no de la forma tan pobre y amarga en que él o ella te amaba.
Ignacio Novo
¿Qué saca un hombre del amor? Sólo problemas...
Alejandro Valenzuela (El Amante de Prostitutas)
Se desarrolla, pues, la pantomima con asombrosa semejanza a lo previsto (¿qué hago aquí con este extraño?), se hacen un amor callado y hueco (qué absurda situación, absurda, absurda), el aire se llena de silencios (es como si me contemplara a mí misma desde fuera, tan lejos de la realidad, de él, de todo).
Rosa Montero (Crónica del desamor)
Tan encadenados estamos a nuestro rol, en esta sociedad en la que vivimos a través de estereotipos. Como dice Elena en su ensayo de "Pares e impares": hay un rol de hombre, otro de mujer. Uno de anciano, otro de joven. Lo hay de padre y de hijo, de mujer tradicional o liberada, de loco y de cuerdo, de triunfador y de vencido. Son todos personajes rígidos, vacíos, irreales: distorsionados reflejos de personas.
Rosa Montero (Crónica del desamor)
¿Alguna vez has amado tanto a alguien que pensar en ellos te duele?
Colleen Hoover (All Your Perfects)
Me pregunto si el mundo luce diferente para él ahora, porque ciertamente luce diferente para mí
Colleen Hoover (All Your Perfects)
Grito y me asusta el eco de mi voz; es un eco que viene del fondo de mí misma; un eco torturado espasmódico: el eco dolorido de un ser que nunca ha logrado saciar la sed de amor que lo devora.
Teresa Wilms Montt (Inquietudes sentimentales)
Es preciso pasar por toda una serie de experiencias de amor fallidas para no buscar inconscientemente en la pareja un eco del amor materno y paterno. Este tardío proceso de desvinculación del amor materno y paterno suele ir acompañado de dolorosas experiencias de renuncia y pérdida. Quien decide resolver un problema mediante el amor ha de tener valor suficiente para superar los desengaños y permanecer paciente a pesar de los reveses.
Erich Fromm (The Art of Loving)
Muchas canciones románticas narran la historia de alguien que se ha arrepentido demasiado tarde de sus errores y que han perdido a la persona amada por no saber aprovechar las oportunidades que tuvieron para salvar su unión. Eso no es porque el vínculo se quebrante por sí mismo, sino porque uno de los involucrados o los dos no lo mantienen al no saber cuál es el auténtico sentido del amor.
Irene Maciá (Pasos de gigante)
Dejamos que nuestro amor se desvaneciese como una estrella fugaz, convirtiendo en polvo su luz cargada de deseos.
Raquel Silva Merchán (El vuelo de las Perseidas)
El ultimo día del amor, mi corazón se hizo añicos dentro de mi cuerpo.
Rupi Kaur (The Sun and Her Flowers)
Cogí las ultimas flores que me regalaste, ahora se marchitan en el jarrón. Una a una les arranque los petalos y me los comí.
Rupi Kaur (The Sun and Her Flowers)
Te fuiste, y todavía te quería. Pero me merecía a alguien que estuviera dispuesto a quedarse.
Rupi Kaur (The Sun and Her Flowers)
Sé que no me amas, al menos no como deberías; ni yo te amo a ti, como te mereces.
Juliette Sartre (Deshojando Margaritas)
Porque si no dijéramos que es una canción, cualquiera podría confundirla con un poema, más que de amor, de desamor, ya que nos cuenta la historia de dos personas que se aman pero que se hieren mutuamente durante su relación.
Iván Benito García (One Love... U2)
A poesia nasce de um desamor, nasce de um louca e impossível paixão, a poesia nasce da tentativa de descrever o indescritível, nasce ao tentarmos pronunciar o inefável.
Luís Alexandre Ribeiro Branco (Versos Meus)
Muchas de las formas de contacto que establecemos en nuestras relaciones íntimas se basan en pautas o modelos que hemos aprendido de nuestros padres. Los mensajes que recibimos de niños se convierten, para el resto de nuestra vida, en el núcleo de la información que usamos sobre nosotros mismos y de la posición que ocupamos en el mundo. Cuando nuestras circunstancias hogareñas resultan desagra- dables o dolorosas, nos defendemos de ellas, prometiéndonos en secreto que cuando lleguemos a ser mayores haremos las cosas mejor que nuestros padres. Sin embargo, como sólo sabemos lo que hemos aprendido de niños, cuando somos adultos seguimos buscando experiencias y relaciones que nos ofrezcan la comodidad de ser familiares. Por eso, a pesar de nuestras heroicas promesas de hacer las cosas de otra manera, es frecuente que terminemos por repetir las situaciones y relaciones de nuestra niñez. Un buen ejemplo de ello es el caso de la mujer de hija de padre alcohólico, que termina casándose con un alcohólico: está repitiendo la situación familiar para ella. Además procura convencerse de que ahora, como adulta, tiene el poder de reescribir el viejo guión familiar, pero dándole un final feliz. En otro tiempo sufrió por el desamor de su padre porque era alcohólico. Ahora intentará alcanzar el amor de otro alcohólico.
Angela María Reyes Barrera (Recuperando mi alma: Programa de 12 pasos para codependientes, un nuevo proceso de vida)
A veces la vida es un tanto cruel, sí. Y por ello quizá algún día te toque desear que el amor de tu vida sea feliz... con el amor de su vida.
Ignacio Novo
Hay amores que duran para siempre, como el tuyo con Luz, y hay otros que, por más hermosos que se sientan, suplican a gritos un final.
Emiliano Campuzano (Cielo Por Tu Luz)
Tractores, mi vida, tractores, mira los surcos que dejan. Mientras tú lloras ellas ya le están haciendo llorar a otro. Y hacen bien, y tú tendrías que hacer lo mismo.
Ray Loriga (Ya sólo habla de amor)
Nadie se divorcia impunemente de la belleza.
Gabriela Mistral (Cartas de Amor y Desamor)
Pero las historias de desamor son banales. Idénticas todas, interesantes sólo para quien las sufre
Santiago Gamboa (Perder es cuestión de método)
Nunca seremos capaces de establecer con seguridad en qué medida nuestras relaciones con los demás son producto de nuestros sentimientos, de nuestro amor, de nuestro desamor, bondad, maldad, y hasta que punto son el resultado de la relación de fuerzas existentes entre ellos y nosotros.
Milan Kundera (The Unbearable Lightness of Being)
Nos enamoramos simultáneamente, de una manera frenética, impúdica, agonizante. Y desesperada, debería agregar, porque este arrebato de mutua posesión sólo se habría saciado si cada uno se hubiera embebido y saturado realmente de cada partícula del alma y el corazón del otro; pero ahí nos quedábamos ambos, incapaces hasta de encontrar esas oportunidades de juntarnos que habrían sido tan fáciles para los chicos callejeros.
Vladimir Nabokov (Lolita)
En el corazón de cualquier persona un prisionero vive. ¡Ay, cómo gimo con tanta tristeza!
Ishikawa Takuboku
Julián não queria recuperar o amor, porque deixara de amá-la havia muito tempo. Deixara de amá-la um segundo antes de começar a amá-la. Soa estranho, mas é assim que ele sente: em vez de amar Karla, ele amara a possibilidade do amor, e depois a iminência do amor. Amara a ideia de um vulto se movendo entre lençóis brancos e sujos.
Alejandro Zambra (The Private Lives of Trees)
Un amor no correspondido es incompleto y no tiene razón de ser; se basa en sueños e ilusiones, no en algo real. O se olvida o se magnifica hasta convertirse en un delirio, en algo enfermo que puede llegar a corromper el alma y destruir el yo.
Eligio R. Montero (1921, diario de una enfermera)
No es la edad lo que te resta oportunidades, sino tu forma de ser—
Hiromi Kawakami (Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor)
Me enfadé por odiarlo de aquella forma tan irracional, y me odié aún más a mí misma.
Hiromi Kawakami (Abandonarse a la pasión: Ocho relatos de amor y desamor)
No pienses que que alguien se vaya de tu lado es algo humillante. Es "selección natural". Se van para que en tu vida se queden solo aquellos que de verdad te quieren.
Ignacio Novo
no me fui porque dejara de quererte me fui porque cuanto más tiempo me quedaba menos me quería a mí misma
Rupi Kaur (Milk and Honey)
no te equivocaste al irte te equivocaste al volver y pensar que podías tenerme cuando fuera conveniente y marcharte cuando no
Rupi Kaur (Milk and Honey)
tu voz por sí sola me hace llorar
Rupi Kaur (Milk and Honey)
Si el amor es siempre recíproco -todo el mundo ama ser amado-, la pasión es asimétrica. Como el enamorado, el apasionado ama el amor. Pero más secretamente, a punto de pasar del amor al odio, también quiere no querer y, sin duda, no ser querido.
Michel Schneider (Marilyn, dernières séances)
Se había ido, y lo único que quedaba era el espacio en que habías crecido en torno a ella, rodeándola, como crece un árbol rodeando una cerca.
Nicole Krauss (The History of Love)
No podemos vivir enamorados de un recuerdo, pero sí que podemos vivir con la tranquilidad de saber que las decisiones que tomamos un día fueron las correctas.
Alejandro Ordóñez Perales
Tantas cosas dijimos, casi tantas como callamos.
Alejandro Ordóñez Perales
Ojalá hubiese aprendido a leer en el ocaso de tu sonrisa que algo no iba bien.
Alejandro Ordóñez Perales
Os dias zangados são dias de amor. Ninguém se zanga por desamor.
Miguel Esteves Cardoso
Dolorosas son las despedidas y tal vez no está mal que así sean, porque toda despedida tiene algún condimento de olvido, y ya se sabe que el tal olvido es la peor de las formas de la muerte...
Esteban Valentino (Perros de Nadie)
Toda relación de dominación, de explotación, de opresión ya es en sí violencia. No importa que se haga a través de medios drásticos o no. Es, a un tiempo, desamor y un impedimento para el amor. Obstáculo para el amor en la medida que el dominador y dominado, deshumanizándose el primero por exceso y el segundo por falta de poder, se transforman en cosas. Y las cosas no aman. Pero, generalmente, cuando el oprimido se rebela legítimamente contra el opresor, en quien identifica la opresión, se lo califica de violento, bárbaro, inhumano, frío. Es que entre los incontables derechos que se adjudica para sí la conciencia dominadora incluye el de definir la violencia, caracterizarla, localizarla. Y si este derecho le asiste, con exclusividad, no será en sí misma donde encontrará la violencia. No será a sí mismo a quien llamará violento. En verdad, la violencia del oprimido, además de ser mera respuesta en que revela el intento de recuperar su humanidad, es, en el fondo, lo que recibió del opresor. Tal como lo señala Fanon, es con él con quien el oprimido aprende a torturar. Con una sutil diferencia en este aprendizaje: el opresor aprende al torturar al oprimido. El oprimido al ser torturado por el opresor.
Paulo Freire (La educación como práctica de la libertad)
Te quiero todas las estrellas que tus ojos sean capaces de ver
Eva Violán (Sarah Bisshopp)
Así pues, él hizo lo más difícil que había hecho en su vida: cogió el sombrero y se fue. Y si el hombre que una vez fue el chico que prometió no enamorarse de ninguna otra muchacha mientras viviera cumplió su promesa, no fue por terquedad, ni siquiera por lealtad. No pudo evitarlo.
Nicole Krauss (The History of Love)
Estas traiciones, murmuró, si no llegas a saberlas en el momento adecuado, no sirven, cuando estás enamorado lo perdonas todo. Para que las traiciones tengan su peso efectivo, antes debe madurar un poco el desamor.
Elena Ferrante (The Story of the Lost Child (The Neapolitan Novels #4))
Un gesto, una muletilla, un modo de hablar que imito para retenerla. Para convertirme en ella por última vez y para que algo de Julia permanezca.
María Paz Rodríguez (Niñas ricas)
En el mundo hay un hueco para cada persona. Cuando dos personas se enamoran, se vuelven una, el lugar que ocupan pasa a ser sólo uno, y en él cabe el universo. Por el contrario, cuando alguien falta su espacio se vuelve un agujero inmenso y aterrador para quien lo contempla
Elvira Sastre (Días sin ti)
La ofendía y le dolía que el amor incondicional de Gabriel, que había llegado a considerar como un derecho inalienable, se le retirase de pronto de ese modo.
Thomas Hardy (Lejos del mundanal ruido (Clásicos de la literatura nº 22))
I sometimes think there is nothing more painful than love denied. To love someone you cannot have, to stand beside your hearts desire and be unable to take them in your arms. A love than cannot be requited. I can think of nothing more painful than that.
Cassandra Clare (The Wicked Ones (Ghosts of the Shadow Market, #6))
Hace unos meses alguien me preguntó que era un fracaso amoroso para mí. Y, sin elaborarlo mucho, contesté que para mi sería la grieta sin fondo en las expectativas conjuntas, un desorden en las proyecciones elaboradas y, especialmente, un cambio súbito en las bases relacionales, una traición a lo que nos comprometimos a ser. Las relaciones se transforman, pero en el infierno que surge entre un proceso natural de transformación y la dinamitación de las formas, los modos y del vínculo mismo es donde yo sitúo el fracaso.
Brigitte Vasallo (Pensamiento monógamo terror poliamoroso)
Cuando le eches de menos, mira esta fotografía, mira tus ojos tristes y repítete a ti misma que tú no te mereces eso. Nunca vi tan poca luz en tu mirada.
Núria Gago (Quiéreme siempre)
Sin embargo, no me arrepiento de nada y no me siento amargado. Solamente me pregunto qué diablos pasaba dentro de sus cerebros, dentro de sus corazones, en aquellos días cuando debíamos acercarnos más y más. ¿Por qué todas querían un Sutter distinto al que empezó a salir con ellas? ¿Por qué ahora soy amigo de todas ellas y siempre es divertido cuando nos encontramos? ¿Por qué les agrado a las chicas pero no me aman?
Tim Tharp (The Spectacular Now)
Mi vida se convierte en una espera eterna y mis suspiros se transforman en el himno del desamor.
Saray Avilés García (Una lágrima en un tsunami)
Cuando pegamos a los niños, quien está pegándoles es nuestro niño herido, violentado, temeroso, destruido, impotente y ferozmente inhabilitado. Es nuestro niño interior que perdió todas las batallas durante la infancia, sometido al desamor y a la incomprensión de quienes debían protegernos. Laura Gutman
Gaudencio Rodríguez (Cero golpes: 100 ideas para la erradicación del maltrato infantil (Educadores contemporáneos))
porque el amor no duele, pero el desamor nos azota a todos alguna vez en la vida.
Elísabet Benavent (El arte de engañar al karma)
Nunca seremos capaces de establecer con seguridad en qué medida nuestras relaciones con los demás son producto de nuestros sentimientos, de nuestro amor, de nuestro desamor, bondad o maldad, y hasta qué punto son el resultado de la relación de fuerzas existentes entre ellos y nosotros
Milan Kundera (The Unbearable Lightness of Being)
La vida te hace, al alba, una promesa que no sostiene.
Juliana Restrepo (La corriente)
Él está igual a como lo dejé, excepto que ya no habla mi español de Antioquia sino su alemán de Baviera por culpa de su Anna y sus dos años de convivencia sin mí y con ella. Bueno, ha cambiado un poco: ahora tiene más barba, más tristezas en sus ojos y más Anna —y menos yo—. Y me imagino que él me mira y yo tengo más calor en mis hombros —y menos él abrazándolos.
Juliana Restrepo (La corriente)
Porque el amor no duele. Es el desamor lo que atormenta. Y el mal amor también. Y de ambos hay que huir.
Elísabet Benavent (El arte de engañar al karma)
Porque te voy a ver tal vez mañana y porque aún palpita aunque dolido el tiempo por un instante pacto con mi historia puedo al fin dar tu rostro a este abandono poner mi nombre a aquél que desangraste llamar mi vida a este naufragio saber que fue todo verdad tu amor y fue tu desamor verdad del todo eras tú quien me alzaba de la sombra y hecha sombra impensable eras tú quien me hería confieso que te quise salvadora o maligna mi esplendor o mi muerte eran tu ministerio y yo te amaba en todos tus poderes todo lo supe fue ese abismo el que quise y hoy todavía para mí ya no hay mañana sino por la violencia con que espero por mi bien o mi mal volver a verte una vez más una sola vez más siempre una sola siempre una misma vez más.
Tomás Segovia
Me encerré entre estas paredes pensando que aquí nada podría hacerme daño —continuó el anciano—. Ni la mentira, ni la traición, ni el odio, ni el desprecio, ni el desamor…
Eugenio Prados (El largo funeral del señor White)
Estar enamorada es sentirse ante un catálogo maravilloso lleno de infinitas posibilidades. Es saberse pajarillo perfecto que patrulla los cielos sintiendo que ha encontrado su verdadera razón de ser, su centro, su motivo. [...] Lástima que a ella la habían derribado de una perdigonada traidora cuando empezaba a levantar el vuelo.
Rocío Carmona (La gramática del amor)
Si una mujer con el aspecto de la Venus de Praxíteles se hubiese apeado de una fuente para sentarse en mi regazo, ataviada un par de sandalias de fantasía y una sonrisa, la habría apartado y me habría alejado para rumiar a solas.
Lindsey Davis (Shadows in Bronze (Marcus Didius Falco, #2))
Y si amar nos resulta difícil, amar después del desamor es peor. Aún nos sentimos medio rotos, llenos de fantasmas y con constante hipocondría de volver de sentir un dolor tan hondo como el que recientemente dejamos atrás".
Amalia Andrade Arango (Uno siempre cambia al amor de su vida)
Escribir es un regalo. Ayuda a exorcizar los demonios interiores, el corazón derribado por la bola de la demolición del desamor y las dudas de fe. Lo que se recibe es un efecto colateral: el escritor luminoso hermana sus heridas con las del lector y en ese momento actúa de bálsamo. "El lector" no es el destinatario de un bien de consumo, y que vibre en tu misma longitud de onda no dice nada de tu talento; solo de tu audacia para desnudarte.
Esperanza Ruíz (Whiskas, lexatín y satisfyer)
Tanta protección para evitar bebés «no deseados» y a nadie se le ha ocurrido inventar algo que nos proteja de los desamores «no deseados».
Ángel Zero (Cicatrices)
La indiferencia es una forma de pereza, y la pereza es uno de los síntomas del desamor. Nadie es haragán con lo que ama.
Aldous Huxley
No me has hablado en estos días y duele. Duele tu maldita indiferencia hacia mí.
Flor M. Salvador (Boulevard)
No puedes entrar en la vida de alguien, hacer que te quiera y luego marcharte. Esas cosas no se hacen.
Flor M. Salvador (Boulevard)
Entonces hice lo más sensato del mundo: alejarme.
Flor M. Salvador (Boulevard)
Estar insistiendo en algo que simplemente no tiene resultado cansaba, cansaba tanto y dolía, que si el ser humano no ha conocido aún el infierno, esto podría ser el claro ejemplo de ello.
Flor M. Salvador (Boulevard)
Líneas paralelas. Eso somos. Tan juntas en una misma dirección y tan separadas que nunca se encuentran.
Flor M. Salvador (Boulevard)